Publicidad
Publicidad

RECETA DE ALBÓNDIGAS DE POLLO

Receta de albóndigas de pollo , historia:


La receta de hoy, albóndigas de pollo, es una receta muy sencilla que guardarás, seguro, en el archivo de favoritos. Y es que esta albóndigas pueden acompañarse de un sinfín de salsas o pueden ser también el complemento ideal, por ejemplo, de un plato de arroz.

Ya sabes que las albóngias, son bolas de carne picada, generalmente de carne, aunque también las puedes hacer de pescado. Pero también es un plato apto para vegetarianos porque este plato también se puede hacer a base de seitán.

La palabra procede del árabe hispánico. El Diccionario de la Lengua Española da entrada tanto al término albóndiga como a almóndiga aunque esta última se considera de uso vulgar, recomendándose la forma orginial, albóndiga.

En este caso, te propongo albóndigas de carne de pollo. Una carne que se considera un alimento básico y, por esta razón, se incluye en el índice de precios al consumo. La carne de pollo es de las más livianas y de mejor digestibilidad que las carnes rojas. Además posee menor contenido de purinas, que son las responsalbes de la aparición de hiperuricemia, por lo que es recomendada por médicos y nutricionistas.

 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • Medio kilo de carne picada de pollo 

  • Un huevo 

  • Un diente de ajo 

  • Albahaca al gusto 

  • Cilantro al gusto 

  • estragón al gusto 

  • Aceite de oliva para freir 

  • sal



Publicidad

Receta de albóndigas de pollo , preparación:


  • Paso 1

    Lo primero que haremos será picar en un mortero el ajo con las tres hierbas aromáticas; el cilantro, la albahaca y el estragón. Añade un poco de sal y un chorr de aceite de oliva. Machácalo todo hasta que consigas una masa homogénea. 

     

  • Paso 2

    Echa la carne picada en un bol y añade la mezcla que acabas de obtener con el mortero y el huevo. Comienza a mezclar a la vez que vas añadiendo dos cucharadas de pan rallado. Sigue removiendo. Si ves que la mezcla aún está muy blanda, añade más pan rallado hasta que consigas la textura que te gusta. Será el momento de taparlo todo con papel transparente y meterlo en la nevera, al menos durante una hora.

     

  • Paso 3

    Ya tienes la masa de unas jugosas albóndigas de pollo. Transcurrida la hora, ya puedes darles forma y pasarlas por la sartén. Ya sabe que la salsa la eliges tú. 

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información