Publicidad
Publicidad

RECETA DE NATILLAS DE CAFÉ

Receta de natillas de café, historia:


Las natillas son uno de esos postres tradicionales que, por mucho que las compremos, nunca sabrán como las hechas en casa. Así que no dudes en ponerte manos a la obra porque notarás la diferencia. 

Aunque se desconoce el origen exacto de las natillas, como prácticamente de todos los postres de siempre, se suele situar en los conventos europeos. Encaja perfectamente en ese modo de vida por tratarse de un postre muy rico en grasas y proteinas pero a la vez muy austero. 

Otros ubican el origen de las natillas en Francia, como el de buena parte de los postres y repostería que consumimos hoy en día a lo largo y ancho del mundo. Se trataba sin duda de un postre siempre presente en las grandes mesas dulces de los años dorados. 

En cualquier caso, sea cual sea su origen, lo cierto es que se ha convertido en un básico de la gastronomía de numerosos países, con diferentes variantes en ocasiones, en función de la receta. 

En este caso plantearemos una variante que no tiene termino medio: o la amas o la odias, en función de cuál sea tu relación con el café. Si eres de los pocos que no te gusta, puedes limitarte a las natillas normales. Si por el contrario eres un amante del café, como lo somos muchos, vas a disfrutar de este postre de un modo que ni imaginas. 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 8 yemas de huevo

  • 8 cucharadas soperas de azúcar

  • 400 ml. de nata líquida

  • 10 gr. de café soluble

  • 1 cucharada de harina de maiz

  • 2 ramitas de canela

  • Unas gotitas de esencia de vainilla

  • 1 galleta por cada cuenco de natillas



Publicidad

Receta de natillas de café, preparación:


  • Paso 1

    Ponemos a calentar en una cazuela la leche con la nata, la esencia de vainilla y las ramitas de canela. Cuando empiece a burbujear, retiramos del fuego sin dejar que llegue a hervir. 

  • Paso 2

    Por otro lado, en un recipiente colocamos las yemas de huevos con el azucar y mezclamos bien hasta que quede una masa bien uniforme. 

  • Paso 3

    A continuación añadimos en esa misma mezcla el café soluble y la harina de maiz y seguimos mezclando hasta que quede bien integrado. 

  • Paso 4

    Cuando la mezcla líquida de la leche y la nata esté templada, añadimos la masa, todo cocinando a fuego medio y mezclando sin parar. 

  • Paso 5

    A medida que vamos batiendo, irá apareciendo una espumita. No hay que dejar de batir hasta que esa espuma desaparezca por completo. 

  • Paso 6

    Sólo queda verter las natillas en los recipientes y dejar que se enfríe para que cuaje. A continuación se coloca una galleta encima de cada natilla y ya podemos servir. 

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información