Publicidad
Publicidad

RECETA DE SALSA BECHAMEL PARA GRATINAR

Receta de salsa bechamel para gratinar , historia:


La bechamel como ya te imaginarás es una salsa cuyo origen se le atribuye a la cocina francesa o italiana. La primera receta conocida, aunque era bastante diferente a la actual bechamel, apareció descrita por primera vez en un libro de cocina francés publicado en 1651 por el cocinero Francois Pierre, chef de Nicolás Chaolon du Blé, marques de Uxelles.

Dicne que la invención de esta salsa se atribuye a este cocinero francés duque de Louis de Béchameil, aunque se considera que procede de una receta más antigua llevada a Francia por los cocineros de Catalina de Médici.

La receta fidedigna acerca de su elaboración ha ido cambiando a lo largo de los últimos cien años. En las recetas de hace varios siglos desde el XVIII se mencionaba su uso como salsa base para elaborar un salsa Mornay. En algunas se empleaba quesos del tipo roquefort, stilon, queso gorgonzola, fourme d´Ambert, Bleu d´Auvergne...

Una salsa que, como podrás comprobar cuando elabores esta receta, muy sencilla de preparar y que le dará ese toque especial a tus platos. Poruqe si te gustan los macarrones, ¡¡¡qué te parece si al final haces una bechamel como ésta y les das un toquecito de horno!!! Además, puede ser una ayuda para ir intoduciendo a los más pequeños en las verduras. Ya verás como miran de distitna forma un plato de brócoli si al final lo bañas con una bechamel... ¿te animas?

 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • Un litro y medio de leche 

  • 3 cucharadas colmadas de harina 

  • 110 gramos de mantequilla 

  • sal



Publicidad

Receta de salsa bechamel para gratinar , preparación:


  • Paso 1

    Derrite la mantequilla en una sartén y añade dos cucharadas de harina y un poco de sal. No de dejes de remover. Lo que ahora estamos haciendo es cocinar un poco esta mezcla para que pierda el sabor a harina.

     

  • Paso 2

    Ahora es el momento de añadir la leche y batir para integrar bien la harina. Sigue removiendo hasta que veas que nuestra salsa comienza a coger aspecto de una deliciosa bechamel. El grado de espesor depende de tus gustos pero ten en cuenta que cuando la metamos en el horno tiende a esperar un poco más... así que tú decides. Ahora solo te queda contarme con qué plato la vas a acompañar..... ¡qué aproveche!

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información